5 maneras fáciles de reducir los residuos plásticos

5 maneras fáciles de reducir los residuos plásticos

Con la creciente amenaza de contaminación de los océanos, ríos, lagos e incluso agua del grifo por plásticos y microplásticos, es posible que quieras ayudar a contribuir a la reducción de los mismos. El objetivo de generar cero residuos es muy difícil, pero reducir tu huella de plástico en un 80% puede ser relativamente fácil, y sin duda contribuirá a tener un impacto positivo en el planeta a largo plazo.

A continuación te dejamos 5 maneras fáciles mediante las que puedes contribuir:

1) Evita el agua embotellada

Las botellas de plástico son la basura más común encontrada en los océanos. Contribuye a reducir su consumo diciendo no a las botellas de plástico de un solo uso en casa, en restaurantes y mientras viajas.

Si no te gusta el sabor del agua de tu grifo o estás preocupado por la calidad del agua de red, piensa en comprar un filtro de agua asequible como TAPP.

Cuando estás fuera de casa, lleva siempre una botella de agua reutilizable contigo. En nuestra nueva app podrás ver dónde rellenarla sin coste alguno.

2) Haz la compra sin plástico

Lleva siempre tus propias bolsas reutilizables cuando vayas al supermercado o de tiendas. Compra frutas y verduras en mercados, donde es más fácil comprar a granel utilizando tus propios recipientes y bolsas de tela. Si es posible, prioriza la compra de productos que vengan sin embalaje de plástico.

Como beneficio adicional, comerás de temporada, y de manera indirecta evitarás muchos productos procesados que son peores para tu salud.

3) Comer fuera

Ahora tienes una excusa para evitar cocinar. Los restaurantes son generalmente más respetuosos con el medio ambiente en términos de consumo de energía y desechos (al comprar en grandes cantidades y a granel). Esto es especialmente cierto si los comparamos con los sitios de compra de comida para llevar. También tendrá efectos positivos para ti el tomarte el tiempo en disfrutar de la comida en lugar de comer deprisa. Para el trabajo, si puedes cocinar en casa y llevar tu propia comida comprada a granel, ¡también es una alternativa perfecta!

4) Si tienes que comprar plástico, que sea biodegradable

La basura que generas tiene que ir a algún lugar al final de su vida útil, y en algunos casos resulta difícil evitar el plástico. Afortunadamente hay opciones biodegradables como las bolsas de allBIO.

Otro de los productos de plástico que cuesta evitar son los pañales, que suponen el tercer plástico más desechado en volumen en Europa y Norteamérica. La mayor parte de los padres encuentran los pañales de tela demasiado trabajosos, y por lo tanto los pañales biodegradables como Naty y Bambo Nature son alternativas un poco más sostenibles.

A veces tenemos que reemplazar un plástico de un solo uso (como las botellas) con otro plástico como en el caso del filtro de agua Brita. TAPP Water ahora proporciona una alternativa sostenible al filtrado gracias a su filtro de agua cartuchos biodegradables.

Estos productos y muchas más alternativas biodegradables están fácilmente disponibles en Amazon y tiendas ecológicas o a granel.

5) Evita comprar cosas que no necesites

Los productos de plástico son baratos. Muchas veces compramos cosas que no necesitamos, que terminan en el cajón o la basura después de unos pocos usos. Piensa dos veces antes de comprar cosas y paga un poco más por productos de calidad que tendrán una vida más larga en el caso de dispositivos que utiliza mucho, como una tetera o una cafetera.

Eso es todo. Reducir el uso de plástico en tu día a día puede ser fácil. Los 5 consejos anteriores harán que, de media, una persona pueda reducir sus residuos plásticos en un 80%. ¡Sólo depende de ti!

Escucha nuestro post

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *