Envío y devolución gratuitos · Derecho a devolución 45 días

Copia el cupón:

INVIERNO

Envío y devolución gratuitos · Derecho devolución 45 días

Copia el cupón:

INVIERNO

agua del grifo vs agua embotellada

¿El agua corriente filtrada es más saludable que el agua embotellada?

¿El agua filtrada es más saludable que el agua corriente y el agua embotellada? ¿O lo es el agua embotellada? Para poder dar una respuesta científicamente válida, vamos a comparar las tres opciones. Para simplificar, el estudio se limita a Europa y Norteamérica, pero sería igualmente válido en muchas otras zonas del mundo.

Este artículo es fruto de una amplia investigación. Salta al final para ir directamente a la conclusión.

Nutrientes presentes en el agua

Antes de analizar las fuentes de agua potable individuales, es importante entender cuál es la potencial contribución del agua potable a la nutrición. Mucha gente bebe agua mineral porque tiene la percepción de que es más saludable, pero, ¿lo es?

La OMS celebró una conferencia en 2005 con expertos de todo el mundo para estudiar si esto es cierto o no. En la conferencia, se compartió la información de más de 80 estudios epidemiológicos de varios tipos llevados a cabo en los últimos 50 años centrados en estudiar el consumo de agua dura, el impacto que tienen los minerales sobre la salud y la posible incidencia reducida de la cardiopatía isquémica en la población.

Tanto el agua corriente y el agua embotellada tienen un contenido en minerales muy variable entre ellas, algunas debido a la presencia natural de algunos minerales (p. ej., Ca, Mg, Se, F y Zn), adiciones intencionadas (F) o por degradación de las tuberías (Cu). Con todo, la mayoría contienen cantidades menores de minerales esenciales.

Teniendo todo esto en cuenta, los nutrientes que se encuentran a veces en el agua potable en unas cantidades significativas y que suscitan especial interés son:
  • Calcio: importante para la salud ósea y posiblemente, para la salud cardiovascular
  • Magnesio: importante para la salud ósea y cardiovascular.
  • Fluoruro: previene la caries.
  • Sodio: importante electrolito extracelular.
  • Cobre: tiene un papel antioxidante importante, además de tener un papel en la utilización del hierro y la salud cardiovascular.
  • Selenio: importante para el sistema inmunitario. Tiene un papel importante en la función antioxidante.
  • Potasio: es importante por diversos efectos bioquímicos, pero rara vez se encuentra en cantidades significativas en el agua potable natural.
La conclusión general de la conferencia:
  1. La hipótesis según la cual el agua dura es beneficiosa es probablemente válida, es decir, el agua dura, al contener más minerales, reduce la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  2. El magnesio es el mineral que es más plausible que sea el principal contribuyente a dichos beneficios.

Más información sobre los “Beneficios para la salud del agua mineral”.

Fuente (en inglés): WHO Water Saniation Health Conference 2015, http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/nutrientsindw.pdf

El agua embotellada

Durante los últimos 30 años, el agua embotellada, y más concretamente la industria del agua mineral embotellada, nos ha hecho creer que su agua es la opción más saludable. Pero, ¿existen pruebas reales de semejante afirmación?

Antes que nada, hay que dejar claro que la definición de agua mineral embotellada que se hace en Europa es diferente a la de Norteamérica.

Según la FDA estadounidense, “el agua mineral embotellada etiquetada como ‘agua mineral’ debe contener, como mínimo, 250 partes por millón de sólidos disueltos, debe provenir de uno o más manantiales o fuentes originados en una fuente de agua subterránea protegida geológica y físicamente y no se le pueden añadir minerales después de obtenerla”.

Fuente (en inglés): FDA, Bottled Water – Keeping it safe

En cambio, según la legislación europea (Directiva 2009/54/CE), el agua mineral natural se “origina en una capa freática o yacimiento subterráneo que brota de uno o más manantiales natural(es) o perforado(s) que tiene unas características higiénicas específicas y, en algunos casos, incluso saludables.

Fuente (en inglés): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5318167/

Un estudio que se llevó a cabo en Norteamérica sobre el agua embotellada en 2001 concluyó que, generalmente, dicha agua contenía la misma cantidad de minerales que el agua del grifo. En cambio, el promedio de contenido mineral en Europa era superior.

Fuente (en inglés): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/11318912/?i=2&from=/19890742/related

¿Qué beneficios aporta el agua mineral?

Hay muchos estudios que se centran específicamente en mostrar los beneficios que tienen sobre la salud algunos minerales que contiene el agua embotellada. Minerales como calcio, magnesio, bicarbonato, cloruro y hierro, e incluso sulfatos o combinaciones de todos los anteriores.

“Effects of a bicarbonate-alkaline mineral water on gastric functions and functional dyspepsia: a preclinical and clinical study by Bertoni M et al in 2002;46(6):525–531.” [See PubMed]

No obstante, estos estudios confirmaron que los minerales son saludables y que el agua mineral no es necesariamente más saludable que otros tipos de agua. Por lo tanto, el agua del grifo o la comida que contenga dichos minerales proporcionarán los mismos beneficios. Por ejemplo:

  • Cloruro: presente en la sal y las verduras.
  • Bicarbonato: presente en el pan.
  • Magnesio: presente en las judías, las espinacas y los plátanos.
  • Calcio: presente en los productos lácteos, el brócoli, las almendras o la col rizada.
  • Potasio: presente en los plátanos, las patatas, el brócoli y el calabacín.
  • Sulfatos: presentes en los huevos, el ajo, el brócoli y la col rizada.
  • Hierro: presente en las espinacas, el brócoli y los frutos secos.

Fuente (en inglés): https://www.healthline.com/nutrition

Según las conclusiones a las que llegó la OMS en su conferencia de 2005, en las regiones en las que no es habitual comer varios tipos de frutas y verduras, el contenido mineral del agua potable puede ser lo que marque la diferencia.

¿Cuáles son los aspectos negativos del agua embotellada?

Muchos estudios se han centrado también en evaluar la seguridad del agua mineral embotellada, en particular se ha estudiado la migración de las sustancias químicas presentes en los contenedores plásticos al agua. Los plastificantes (aditivos que se usan para dar flexibilidad y poder manipular varios tipos de plásticos) y los disruptores endocrinos (DE, sustancias químicas que alteran el funcionamiento normal del sistema endocrino) son los principales componentes implicados en los efectos adversos en la salud.

Una de las preocupaciones existentes sobre el agua mineral embotellada es que las sustancias químicas de las botellas pasan al agua. Entre estas sustancias químicas se encuentran los plastificantes como el Di(2-etilhexil) ftalato (DEHP), ampliamente usado como plastificante y presente en las botellas PET.

Fuente (en inglés): Migration of phthalates from plastic products to model solutions. Coll Antropol. 2003;27(Suppl 1):23–30.  [PubMed]

Los DE son otros de los problemas importantes que presenta el agua embotellada.

Algunos estudios in vitro han analizado la exposición a sustancias químicas que se comportan de un modo similar a los estrógenos y que se encuentran en el agua mineral embotellada. Pinto et al. analizaron 30 muestras de nueve aguas minerales italianas envasadas en botellas PET. El resultado de su análisis mostró que el 90 % de las muestras causaban una actividad estrogénica un 10 % menor que la causada por el modelo de referencia.

Por otro lado, el análisis del agua mineral alemana embotellada en PET, vidrio y envases TetraPak demostró una actividad estrogénica significativamente elevada en 12 de las 20 marcas analizadas(60).

Se usaron técnicas bioanalíticas y experimentos en vivo con moluscos para determinar la estrogenicidad del agua embotellada en un estudio actualizado y la actividad estrogénica del agua embotellada en envases PET es de aproximadamente el doble comparada con las aguas embotelladas en vidrio (61).

Por último, un estudio de la Universidad de Granada analizó 29 botellas de vidrio y plástico vendidas en comercios del sur de España. Todas las muestras de agua analizaron mostraron actividad hormonal generada por disruptores endocrinos (DE).

Fuentes (en inglés):

  • Screening of estrogen-like activity of mineral water stored in PET bottles. Pinto B, Reali D. Int J Hyg Environ Health. 2009 Mar;212(2):228–32.  [PubMed]
  • Endocrine disruptors in bottled mineral water: total estrogenic burden and migration from plastic bottles. Wagner M, Oehlmann J. Environ Sci Pollut Res Int. 2009 May;16(3):278–86. [PubMed]
  • Endocrine disruptors in bottled mineral water: estrogenic activity in the E-Screen. 61. Wagner M, Oehlmann J. J Steroid Biochem Mol Biol. 2011 Oct;127(1–2):128–35. [PubMed]
  • Screening of hormone-like activities in bottled waters available in Southern Spain using receptor-specific bioassays. 2015. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25454229

Según el análisis que hizo OrbMedia en 2018 a 250 botellas de 11 marcas, además de plastificantes y DE, se encontraron microplásticos en el 92 % del toda el agua embotellada de Estados Unidos y Europa. Las botellas contenían un promedio de 314,6 partículas de plástico por litro. En una botella, había 10.000 partículas de plástico en 1 litro. En cuanto a residuos microplásticos de unas 100 micras de diámetro (aproximadamente el diámetro de un pelo humano), las muestras de agua embotellada contenían casi el doble de unidades de microplásticos por litro (10,4) que las muestras de agua corriente (4,45).

Las personas que beben agua embotellada podrían estar bebiendo el equivalente a una tarjeta de crédito en microplásticos cada quince días.

Fuente (en inglés): OrbMedia, 15 March 2018, Microplastics in Bottled Water report. Research details: SYNTHETIC POLYMER CONTAMINATION IN BOTTLED WATER Sherri A. Mason, Victoria Welch, Joseph Neratko, State University of New York at Fredonia, Department of Geology & Environmental Sciences  14 March 2018.

Veredicto: Generalmente, el agua mineral se puede beber con total confianza y contiene minerales que han demostrado ser beneficiosos para la salud. Con todo, la mayoría de las botellas contienen microplásticos y/o residuos estrogénicos que pueden resultar ser un riesgo para la salud.

La calidad del agua del grifo

Hace 40 años, pocas personas se cuestionaban la calidad del agua del grifo. Se nos advertía de que beber agua del grifo en algunas zonas que pudiéramos visitar temporalmente podría alterar los estómagos más sensibles debido a la diferencia de bacterias presentes en el agua de esa zona y la del lugar donde vivíamos habitualmente. Debido al creciente interés por la salud, se han llevado a cabo nuevos estudios sobre los contaminantes presentes en el agua como, por ejemplo, nitratos, plomo, subproductos de desinfectantes y microplásticos.

Los resultados de estos estudios lo han cambiado todo. Las personas hacen bien en preocuparse y querer conocer en profundidad un líquido que bebemos a diario en cantidades de 2 a 3 litros.

Lo que no es bueno es que demasiadas personas hayan dejado de beber agua del grifo completamente saludable para beber agua embotellada debido a estas preocupaciones.

Porque, a pesar de los miedos personales de cada uno, las normativas sobre el agua y la tecnología de tratamiento de aguas han mejorado muchísimo en todo este tiempo y la calidad actual del agua corriente es mejor que años atrás. Por ejemplo, actualmente, la normativa es mucho más estricta, en Estados Unidos se filtra y supervisa la presencia de arsénico y en ciudades como Nueva York se ha introducido la tecnología de filtrado por UV.

Fuentes (en inglés):

EPA Arsenic Rule 22 Jan 2001. https://www.epa.gov/dwreginfo/drinking-water-arsenic-rule-history#Review

Colombia University 2011. http://blogs.ei.columbia.edu/2011/07/29/maintaining-the-superiority-of-nyc%E2%80%99s-drinking-water/

¿En qué medida es saludable beber agua con minerales?

Asumiendo que se beben diariamente entre 2 y 3 litros de agua, el agua consumida proporciona >1 % de la ingesta recomendada de solo cuatro minerales: cobre (10 %), calcio (6 %), magnesio (5 %) y sodio (3 %). En una concentración máxima, bebiendo esta cantidad de agua una persona ingeriría el 20 % de Ca, el 23 % de Mg,el 10 % de Zn y el 33 % de Na que se necesita al día.

Fuente (en inglés): USDA minerals in mineral water or tap water

El agua corriente puede ser una fuente clínicamente significativa de magnesio, otro mineral esencial para el cuerpo humano. El magnesio tiene un papel importante en la renovación de los glóbulos rojos y el sistema inmunitario. Según un estudio publicado en 2002 en el “Journal of General Internal Medicine”, beber 2 litros de agua del grifo proporciona entre el 16 % y el 31 % de la cantidad diaria recomendada de magnesio.

Fuente (en inglés): http://write.demandstudios.com/edit.php?articleid=3668336

También comparamos marcas de agua mineral conocidas con el agua del grifo de Barcelona y Nueva York, y concluimos que el agua del grifo de Barcelona tiene un mayor contenido en minerales que la mayoría de aguas minerales.

Según el “Journal of General Internal Medicine”, un estudio publicado por los investigadores de la Universidad McGill en marzo de 2001 afirmaba que beber 2 litros de agua del grifo en algunas ciudades proporcionaba entre el 6 % y el 18 % de la cantidad diaria recomendada de calcio.

La mayoría de empresas de agua publican en línea informes actualizados con frecuencia en los que reflejan el contenido en minerales contaminantes y otras sustancias presentes en el agua. Para conocer los datos de Estados Unidos, visita la página web de la EPA Local Water Quality Information. En cuanto a Europa, un buen sitio donde empezar es revisando las directivas europeas sobre agua por país. También puedes consultar nuestra sección ¿Puedo beber agua en…? para obtener información más detallada.

¿Qué riesgos plantea el agua corriente?

En los hogares europeos y norteamericanos, el agua potable llega a través de un millón de kilómetros que atraviesan ambos continentes. Muchas de estas tuberías se construyeron a principios o mediados del s. XX, y su vida útil es de 75 a 100 años. Al ritmo de sustitución que llevan los servicios públicos (el 0,5 % al año), pasarán 200 años hasta que el sistema de tuberías se haya reemplazado por completo, es decir, casi el doble de su vida útil. Algunas de estas tuberías siguen siendo de plomo y cobre y por si no eso no fuera suficiente, en toda la red hay también problemas de fugas y contaminación.

Fuente (en inglés): ASCE Drinking Water Infrastructure Report Card in 2017. 

La EPA ha elaborado un plan de acción para resolver los problemas de plomo y cobre, y también para mejorar la presentación digital de informes, la formación y la transparencia, la tecnología de medición de la calidad del agua y revisar qué contaminantes todavía no están regulados y, si es necesario, desarrollar normativas al respecto en el futuro.

Fuente (en inglés): EPA Drinking Water Action plan, Nov 2016 

Aquí puedes obtener más información sobre: Problemas de calidad e impacto de la corrosión en las tuberías de agua corriente.

¿Qué riesgo tiene la presencia de plomo en el agua del grifo?

En 2016, el Journal of the American Water Works Association publicó el “National Survey of Lead Service Line Occurrence” (Informe Nacional de Prevalencia de Líneas de Servicio de Plomo) en el que se recogían los datos del estudio de presencia de tuberías de plomo en el sistema de suministro de agua en varias ciudades y regiones de Estados Unidos. Aproximadamente el 30 % de los sistemas de suministro de agua estudiados tenían líneas de plomo, y el informe estima que hay al menos 6,1 millones de líneas de plomo en los sistemas públicos de Estados Unidos.

American Academy of Pediatrics publicó el informe “Prevention of Childhood Lead Toxicity” (Prevención de la intoxicación por plomo en niños) en el que se trataba el alcance de la exposición infantil al plomo en Estados Unidos, su efecto sobre la salud y unas directrices de tratamiento. Según el informe, no existe una concentración segura de plomo en sangre.

Varios informes publicados recientemente demuestran el aumento del riesgo de cáncer colorrectal en personas expuestas a agua potable clorada o agua potable con derivados químicos del cloro.

Fuente (en inglés): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4824718/

Problemas de cloración

No hay pruebas concluyentes de estudios observacionales que demuestren que los subproductos de los desinfectantes (DD) presentes en el agua potable se puedan asociar al cáncer colorrectal.

Fuente (en inglés): https://academic.oup.com/ije/article/39/3/733/628142

Este metanálisis de las mejores pruebas epidemiológicas disponibles indica que, a largo plazo, el consumo de agua potable clorada se asocia al cáncer de vejiga, especialmente en hombres.

Fuente (en inglés): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/12594192/

Microplásticos

La investigación que ha llevado a cabo OrbMedia recientemente ha concluido que el 83 % de las muestras de agua que se han recopilado para el estudio en los cinco continentes tienen microplásticos (el 94 % en EE. UU. y el 74 % en Europa). Se desconoce el riesgo que supone esto para la salud, pero está claro que no es nada bueno.

Fuente (en inglés): OrbMedia September 2017 

Más información sobre el impacto del consumo de microplásticos.

Veredicto: El agua corriente es, generalmente, segura para beber. Además, el agua corriente de algunas zonas contiene la misma cantidad de minerales que la mayoría de agua embotellada enriquecida con minerales. No obstante, del mismo modo que ocurre con el agua mineral, existe el riesgo de los contaminantes que ya conocemos bien, como el plomo, los subproductos del cloro y otros que hemos conocido recientemente, como los microplásticos y los fármacos.

Filtrar el agua del grifo

Filtrar el agua para el hogar no son nada nuevo. Los últimos avances del sector han logrado mejorar el proceso de filtrado, facilitar su instalación y uso, reducir costes y mejorar muchísimo su sostenibilidad. Esto significa que tener un filtro de agua instalado en casa es algo factible para cualquier hogar europeo o norteamericano.

La elección del tipo de filtro tendrá un gran efecto sobre la calidad del agua. En algunos casos, el agua filtrada puede ser peor que la corriente debido a la proliferación de bacterias en el filtro o porque el filtro elimine absolutamente todos minerales presentes en el agua. Elije el filtro que mejor se adapte a tus necesidades de instalación, eliminación de contaminantes, volumen de agua filtrada y coste. Asegúrate siempre de que optas por una marca fiable y que los filtros se han probado en laboratorios independientes siguiendo estándares internacionales como, por ejemplo, el NSF.

Los filtros que se usan con mayor frecuencia hoy en día son los filtros para jarras, los filtros de gravedad de instalación sobre el fregadero, los que se instalan debajo del fregadero, como los de ósmosis inversa y de carbón activado, filtros para la nevera, sistemas de luz UV y destilación y por último, filtros para el grifo. Por norma general, el filtro más rentable y adecuado para las características del agua en Europa y Norteamérica es el de grifo con filtro de carbón. Aquí puedes ver una comparativa de filtros de agua.

¿Qué beneficios aporta el agua del grifo filtrada? ¿El agua del grifo filtrada es más saludable?

Tal como se explica en este artículo, tanto el agua corriente como la embotellada se enfrentan a retos importantes, en el caso del agua corriente a una infraestructura envejecida y en el del agua embotellada, a la contaminación. Algunos de estos problemas, como el de los microplásticos, tardarán años en resolverse. Por lo tanto, usar filtros que eliminan o reducen en gran medida la presencia de estos contaminantes puede disminuir el riesgo de ingerir contaminantes y, por lo tanto, mejorar la salud de las personas que viven en casa.

Un estudio reciente ha llegado a la conclusión de que “los filtros de agua para el grifo de carbón activado proporcionan importantes beneficios para salud a corto plazo gracias a su capacidad para eliminar DD halogenados, pero cambiar el cartucho regularmente es vital para garantizar que el filtro funciona correctamente”.

Fuente (en inglés): Point-of-use water filters can effectively remove disinfection by-products and toxicity from chlorinated and chloraminated tap water, Environmental Science: Water Research & Technology, Issue 5 2016

¿Cuáles son los aspectos negativos del agua corriente filtrada?

Algunos filtros usan la ósmosis inversa para eliminar todo el contenido del agua, sin importar si es bueno o malo. Esto significa que, después de pasar por el proceso de filtrado, en el agua no queda ningún mineral. Si sigues una dieta variada, es probable que este detalle no tenga la menor importancia. A parte de esto, el agua sometida a este tipo de filtrado acostumbra a tener un sabor plano y es menos saciante.

Otro de los problemas de esta tecnología es que, a veces, con el paso del tiempo y sin buscarlo, los filtros hacen que la calidad del agua empeore.

Un estudio reciente de PdU (Puntos de Uso) con filtros de agua de ósmosis inversa reveló contaminación bacteriana generalizada en los dispositivos de tratamiento del agua. Otros estudios han llegado a conclusiones similares. Los filtros de ósmosis inversa solo se recomiendan si los dispositivos se van a someter a un mantenimiento constante y cuidadoso.

Fuentes (en inglés):

Quality of Drinking Water Treated at Point of Use in Residential Healthcare Facilities for the Elderly. 2015

Assessment of the extent of bacterial growth in reverse osmosis system for improving drinking water quality. 2010.

Esta conclusión también es aplicable a los filtros de carbón activado que capturan pero no matan bacterias. Como el filtro no puede matar a las bacterias, si no se cambia regularmente puede convertirse en terreno abonado para los microorganismos. Un filtro antiguo en un PdU que no se ha cambiado puede ser un peligro, porque al usarlo, puede añadir bacterias al agua, unas bacterias que la red de suministro de agua ha eliminado con cloro. Mientras estos filtros se cambien según lo indicado en las instrucciones, el riesgo es mínimo.

Un laboratorio alemán ha llevado a cabo pruebas similares y ha concluido que 24 de los 34 filtros analizados aumentaba la cantidad de bacterias. AL cabo de 7 semanas, 4 de 6 presentaban un recuento de bacterias más elevado que el agua del corriente.

Fuentes (en inglés):

University of Berkeley on December 6, 2000

Microbiological contamination of drinking water in a commercial household water filter system. 1996. 

Veredicto: Un filtro de agua de calidad y adecuado para los fines previstos reduce en gran medida el riesgo de que haya contaminantes en el agua del grifo y, por lo tanto, generará beneficios para la salud a largo plazo. En cambio, usar un filtro inadecuado o no hacerle el mantenimiento que necesite podría aumentar los riesgos para la salud.

Conclusión: ¿agua filtrada frente a agua embotellada frente a agua del grifo?

En general, estos tres tipos de agua se pueden beber con tranquilidad en Europa y Norteamérica. La cosa cambia si hablamos de eliminar riesgos y mejorar así el estado de salud a largo plazo. Eliminar cualquier riesgo por completo es imposible, y como calibrar el riesgo es tan difícil, la seguridad pasa a ser, básicamente, la gestión del riesgo en un grado razonable y no el intento de eliminarlo definitivamente. “Seguro” y “sin riesgos” son conceptos diferentes.

Este es nuestro intento de comparativa entre agua filtrada, agua embotellada y agua del grifo

Agua mineral embotelladaAgua corrienteAgua filtrada
MineralesBajo a alto

Depende de la botella
Bajo a alto

Depende de la zona
Cero a alto

Depende del tipo de filtro
ContaminantesRiesgo medioRiesgo medioRiesgo muy bajo

Conclusión: Un filtro de agua de calidad, analizado independientemente para el tipo de agua de tu hogar reducirá el riesgo y es posible que ofrezca beneficios para la salud a largo plazo.

Investigación adicional

En 2012, la Junta del American College of Obstetricians and Gynecologists publicó una opinión sobre el cribado de plomo durante el embarazo y la lactancia en la que se recogen las evidencias disponibles que vinculan la exposición al plomo y la salud maternofetal. Aunque no recomienda hacer análisis de concentraciones de plomo en sangre a todas las embarazadas, sí recomienda qué hacer si algunas mujeres embarazadas o que están dando el pecho superan determinados umbrales de plomo en sangre.

Su revisión mostró que varios metanálisis y análisis conjuntos hallaron un exceso de riesgo estadísticamente significativo entre algunos indicadores de exposición a agua clorada o trihalometanos y cáncer de vejiga y colorrectal, fetos pequeños para su edad gestacional, muerte fetal, todas las anomalías congénitas combinadas y comunicación interventricular; aunque ningún riesgo estadísticamente significativo de muchas otras anomalías congénitas. El exceso de riesgo era, en general, pequeño aunque sólido, con poca sensibilidad a los resultados de estudios individuales o evidencia de sesgo de publicación.

Fuente (en inglés): https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/bk-2010-1048.ch024

Fármacos en el agua corriente:

¿La presencia de fármacos en el agua del grifo es algo problemático?

Fuente (en inglés): https://res.mdpi.com/

Are water filters BS? (¿Los filtros de agua son una chorrada?)

Un análisis sobre la necesidad de usar filtros de agua cuando el suministro de agua es seguro y puede beberse con tranquilidad.Fuente (en inglés): https://www.thedailybeast.com/are-water-filters-bs?ref=scroll

Escucha nuestro post

Aprende más sobre...

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envío y devolución gratis

Recíbelo en 1-3 días naturales

F7DA9221-B175-4AB7-AE65-A3B6A0BA4170