Quizás hayas leído últimamente las noticias recientes que hablan de que el 93% del agua embotellada en todo el mundo y el 83% del agua del grifo está contaminada con microplásticos. Un informe reciente también concluye que la mayoría de las heces humanas contienen microplásticos, y todavía no se conoce el impacto de esto en nuestra salud a largo plazo.

Los dos estudios de agua embotellada y agua del grifo de Orb Media son los más grandes que nunca se han hecho sobre este tema. Orb Media analizó 250 botellas de 9 países diferentes en todo el mundo. Se encontró un promedio de 40 partículas de plástico por gallon (1 gallon equivale a 3,78 litros), cada una más grande que el ancho de un cabello humano, en el agua embotellada.

Pero el problema no es solo el agua embotellada. Un estudio previo realizado por Orb Media, encontró que el 94% del agua del grifo en EEUU y el 72% en Europa contenían microplásticos. Todos estamos preocupados por lo que podría hacer a los humanos y animales a largo plazo. Nadie sabe las consecuencias todavía, pero es mejor prevenir que curar.

  • Lee más sobre el estudio de Orb Media sobre el agua embotellada aquí (en inglés).
  • Lee más sobre el estudio de Orb Media sobre el agua de grifo aquí y aquí.

¿Cómo puedes eliminar los microplásticos del agua de grifo en casa?

Para empezar, los más pequeños encontrados en el estudio realizado eran de 2,5 micrómetros, aunque la mayoría eran considerablemente mayores. Es importante entender el tamaño de estos microplásticos, ya que esto tendrá un impacto sobre la elección de la tecnología de filtrado que hagamos.

Existen 3 tipos de filtros que pueden retener los microplásticos de este tamaño:

  • Filtros de grifo de carbón activado ranular (GAC): filtran contaminantes de hasta 5 micrones (micrómetros) para que la mayoría de los microplásticos se eliminen.
  • Filtros de grifo de bloques de carbón: un bloque de carbón que filtra contaminantes de hasta 2 micrones eliminará todos los microplásticos conocidos hasta la fecha. TAPP 2 es un ejemplo de un filtro de bloque de carbón activado, que además cuenta con recambios biodegradables.
  • Filtros de ósmosis inversa: pueden filtrar hasta 0,001 micrones, por lo que eliminan los microplásticos, pero son mucho más caros y requieren mantenimiento.

¿Qué filtro escoger?

Todavía no hay evidencia científica de que los microplásticos sean peligrosos para la salud humana. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño, son fáciles de digerir y ahora son objeto de estudio por parte de la Organización Mundial de la Salud. Un filtro de bloque de carbón activado de 2 micrones u ósmosis inversa filtrará los microplásticos más pequeños conocidos hasta el momento. Teniendo en cuenta el precio, un filtro de bloque de carbono es una forma asequible y respetuosa con el medio ambiente para mantener a la familia a salvo de los microplásticos.

Por favor contácteanos a través del chat o Facebook si tienes más preguntas.

TAPP 2 es el primer filtro del mundo con cartuchos biodegradables. TAPP 2 es una manera sencilla, inteligente, económica y sostenible de obtener agua fresca y limpia en el hogar. Está diseñado para instalarse fácilmente en cualquier grifo en menos de 30 segundos. La aplicación MyTAPP (web y app) dan una indicación sobre el uso, los cambios de cartuchos, el dinero ahorrado en comparación con el agua embotellada y la reducción de residuos plásticos / CO2. Utiliza tecnología de filtración a base de cáscaras de coco que filtra más de 80 contaminantes, incluidos microplásticos, plomo, cloro, THM y más.

Comparte este artículo: