PROMOALERT⚡️ Compra ahora con un -15% en EcoPro Suscripción Anual

best-water-brewing-tea-pf7tv2l110wzetwfg1hhas4y32xv394jte22lm4gw8

¿Cuál es la mejor agua para preparar una taza de té?

¿Qué agua debería usar para preparar la taza de té perfecta? ¿Es mejor el agua embotellada, agua del grifo, agua del grifo filtrada o agua destilada? ¿Con qué agua tiene mejor sabor?

Por detrás del agua, el té es la bebida más consumida del mundo. Entre los factores que determinan el resultado están la temperatura de preparación, la proporción entre agua y hojas de té, el tiempo, el recipiente y la composición del agua utilizada.

En este artículo, te daremos las claves para saber cuál es la mejor agua para preparar la taza de té perfecta.

¿Cómo influye el agua en el sabor?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la calidad de cualquier agua depende en gran medida de su origen (manantial, superficial, subterránea, acuíferos, desalinizada), de su tratamiento e incluso de las cañerías. Puede tener un alto/bajo contenido de minerales (lo que se conoce como agua dura o blanda) y ser clorada, ácida, alcalina, fría/caliente o metálica. También influye si es más fresca o menos. Cuando ponemos agua del grifo y la hervimos enseguida, está más oxigenada. En cambio, cuando utilizamos agua del grifo que se ha hervido varias veces o que lleva tiempo en una jarra el sabor puede ser insulso, porque se trata de agua muerta.

El tipo de agua influye muchísimo en su sabor. Por ejemplo, cuando el agua tiene una alta presencia de minerales y también cloro, como suele pasar en muchas zonas de costa, el resultado suele ser un sabor muy químico y desagradable. En cambio, el agua blanda con cloro suele tener un sabor puro. Y evidentemente eso se nota en el sabor del té.

Intuitivamente tendemos a pensar que el agua pura, como agua destilada, con pocos minerales o filtrada con ósmosis, tendrá un mejor sabor. Nos parece que el agua pura tendría que ser la mejor o la menos mala en términos de sabor. Pero en la mayoría de catas a ciegas la conclusión es justo la contraria. La mayoría de la gente prefiere agua de mineralización media o alta.

¿Qué tipo de agua da un mejor sabor al té?

Un estudio reciente realizado por investigadores del Sensory Evaluation Center de la Universidad de Cornell descubrió que la gente suele preferir el té verde preparado con agua del grifo. El agua del grifo utilizada en esta prueba tenía una mineralización media (120 TDS) con unos 0,5 mg de cloro por litro. Según el estudio, el té verde tenía un sabor mucho menos amargo (y también más dulce) al prepararlo con agua del grifo en comparación con los resultados obtenidos al usar agua embotellada o agua procesada con ósmosis inversa (en ambos casos con una mineralización más baja).

Para complicar un poco más las cosas, el sabor también varía en función de la combinación del tipo de té y el agua. Por ejemplo, el té negro preparado con agua del grifo tenía un sabor más terroso, mientras que si se utilizaba agua embotellada el sabor era más plano.

¿Cuáles son los principales atributos del agua del grifo que influyen en el sabor?

1. Contenido de minerales en el agua usada para el té

La cantidad de minerales presentes en el agua es determinante para el sabor, sobre todo el carbonato cálcico, pero también el magnesio, el sodio, el potasio y el fósforo. Un alto contenido de minerales hace que el agua sea dura y aumenta la probabilidad de presencia de cal.

Al usar agua dura, el té suele quedar más oscuro y denso, mientras que si se utiliza agua blanda el té es más ligero. La diferencia no solo se nota en el sabor, sino también por la vista. Cuando la dureza del agua es demasiado baja (por debajo de los 20-40 ppm), el té es amargo y astringente, y puede faltarle color.

Una taza de té preparada con agua destilada es un auténtico desastre (véase más abajo). Aunque su pH puede ser bueno, es lo contrario a un agua dura porque no tiene minerales y el resultado es absolutamente insípido. Al valorar el contenido de minerales, lo interesante es tener un agua con la combinación correcta, pero que no sea demasiado dura. En nuestras pruebas a ciegas, observamos que el mejor sabor se obtenía con un contenido de minerales de 60-120 mg/l (en su mayoría calcio y magnesio).

Si nos fijamos en el parámetro de TDS (que mide la cantidad total de minerales), el intervalo ideal suele ser de 100-300, aunque la gente suele considerar que el sabor es bueno con un valor de hasta 600.

2. pH – ¿Agua ácida o alcalina para el té?

El nivel de pH del agua influye en el sabor que acaba teniendo el té. El agua pura es totalmente neutral, con un pH de 7, mientras que un zumo de limón ácido tiene un pH de 2 y una lejía alcalina de 11 aproximadamente. El pH del agua del grifo suele oscilar entre 6,5 y 9,5; el agua más dura y con más minerales suele presentar un pH más alto.

Idealmente, el agua usada para preparar el té debe ser neutra, con un pH lo más cercano posible a 7. El agua alcalina mineralizada suele dar como resultado un té de sabor más insulso, donde se perciben menos los delicados aromas de las hojas de té.

Por otra parte, el agua alcalina aumenta el poder antioxidante del té.

3. El sabor varía al usar agua recién servida o de días

Para disfrutar de una taza de té exquisita, tienes que usar agua recién servida. Así, pues, nada de encender la tetera y recalentar el agua que lleva horas o días allí. El primer paso tiene que ser siempre llenarla con agua fresca. El motivo es que se obtiene el máximo sabor de las hojas de té al utilizar agua con mucho oxígeno.

4. Otros atributos del agua del grifo para el té

Hay que evitar el azufre, el cloro y una presencia excesiva de sodio, porque pueden arruinar una buena taza de té al conferirle un punto demasiado salado o un sabor a huevo. En cambio, minerales como el magnesio y el calcio pueden potenciar el sabor del té. ¿Dónde podemos conseguir este tipo de agua neutra y oxidada con la cantidad justa de minerales?

¿Cuál es la mejor agua para el té? ¿Embotellada, del grifo o agua del grifo filtrada?

Existen muchas opciones cuando se trata de agua potable y la decisión final depende en gran medida de las preferencias personales. Sin embargo, cada opción tiene sus ventajas y desventajas.

Agua del grifo

El agua que sale del grifo puede ayudarte a preparar un buen té o no. El principal problema suele ser el cloro, seguido por la cal y los metales. Solicita un informe sobre el agua a la empresa que se encarga del suministro en tu zona o, si vives en España, consulta nuestra base de datos de calidad del agua.

Agua embotellada

Aquí también hay de todo. En la mayoría de los casos, el agua embotellada tiene minerales, pero su contenido varía mucho. Te recomendamos que compres una marca con 40-120 mg de calcio y otros minerales por litro y que tenga un pH lo más neutro posible. Es posible también que notes un cierto sabor a plástico en el té si el agua ha salido de una botella de plástico.

Desde el punto de vista de la salud, el agua mineral es un gran engaño. Existen pruebas concluyentes de que el agua embotellada no es saludable. Varios estudios han encontrado microplásticos, ftalatos y hormonas en el agua embotellada.

Por último, es preferible evitar el agua embotellada por cuestiones ambientales. Aunque recicles el plástico, la contaminación y la huella de CO2 no pueden justificarse cuando hay alternativas mucho mejores.

Agua filtrada

En nuestra opinión, esta opción es la mejor a no ser que tengas un agua del grifo con un sabor fantástico.

Un filtro de bloque de carbono de alta calidad da excelentes resultados, puesto que elimina los elementos causantes del mal sabor (cloro, la mayoría de microorganismos y sedimentos). También elimina compuestos orgánicos volátiles, el parásito giardia, el cloro y cualquier otra cosa que perjudique el sabor.

La mayoría de filtros de carbón activado no eliminan mucho más, por lo que al usar agua filtrada puede acumularse cal en tu vajilla. Otro punto a favor de los filtros es que no confieren un sabor a plástico al agua, a diferencia de lo que ocurre con algunas botellas de plástico.

A menos que tengas un agua muy dura, un filtro de carbón activado como EcoPro será el que te dé unos mejores resultados.

Si tu agua es muy dura, merece la pena valorar otras opciones, como el intercambio iónico o un filtro de agua de ósmosis inversa. Sin embargo, ten en cuenta que el resultado será una taza de té insulsa, al igual que ocurre al usar agua destilada o agua “pura”, porque no tiene suficientes minerales.

Agua destilada

De primeras, parecería que el agua destilada es la mejor opción. Casi no presenta minerales disueltos, por lo que tu vajilla quedará impecable, y es el agua más pura a la que puede aspirar cualquier amante del té. Sin embargo, el agua destilada tiene un sabor insulso, por lo que el resultado será una taza de té aburrida y sin chispa.

No uses agua del grifo caliente

Al preguntar qué agua usaban para preparar el té, fueron varios los que nos dijeron que ponían agua del grifo caliente en la tetera para que hirviera antes. Mejor no hacerlo. Tendrás que esperarte un poco más, pero debes saber que cuando se calienta su potabilidad es bastante dudosa. Está bien para lavar los platos, pero no recomendaría beber agua que sale caliente del grifo. La razón es muy sencilla: la hervidora suele estar lleno de bacterias y también puede sufrir corrosión.

El agua de tu infancia sabía mejor

El agua del grifo es un sabor adquirido. Por este motivo, nuestras pruebas a ciegas revelan que la mejor agua para el té es el agua que bebías en tu infancia. Y tiene todo el sentido, ya que el agua del grifo nos suele gustar porque no sabe a nada y nos acostumbramos a sus características. Cuando el sabor cambia, nuestras papilas gustativas nos envían una señal de alarma.

He hecho todo lo que has dicho y el té sigue teniendo un sabor amargo

Si tu té tiene un sabor amargo, la culpa no tiene por qué ser del agua. El problema puede ser que usas hojas de té de poca calidad, que el agua es demasiado caliente o que lo dejas reposar durante demasiado tiempo.

Temperatura recomendada y tiempos de infusión para el té:

Té blanco: 76 °C, 1–2 min de infusión, Té verde: 76–82 °C, 1–3 min de infusión, Té negro: 97–100 °C, 3–5 min de infusión.

Conclusiones sobre la mejor agua para el té

Te dejamos un resumen sobre el agua recomendada para preparar la taza de té perfecta.

Utiliza agua del grifo o agua del grifo filtrada si puedes. Evita el agua embotellada porque suele empeorar el sabor, no es mejor para tu salud y perjudica al planeta.

En cuanto a los atributos de la calidad del agua, deberían oscilar entre estas cifras:

Dureza: 40-120 ppm es ideal (4-8 dH). El agua dura puede restar sabor.

Total de sólidos disueltos (TDS): 100–300 ppm

PH: neutro (entre 6–8) (Nota: el té será un poco más ácido con un pH de 4,5–6)

Cloro: lo más cerca a 0 posible

Un filtro de agua de calidad como EcoPro o EcoPro Compact mejorará enormemente el sabor, ya que elimina el cloro y otras sustancias, además de reducir la presencia de cal.

No te pierdas nuestro artículo del blog sobre la mejor agua para preparar el café perfecto

Escucha nuestro post
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

img

Suscripción Anual

XX€

¡Ahorra un 25%!
Suscribirse  XX€

Suscripción Anual

XX€

img

Compra Única

XX €

Comprar  XX €

Compra Única

XX €

Incluye

1 Botella + 6 recambios

1 Botella + 1 recambio

Tecnología de recambio

Carbón activado

Carbón activado

Duración

12 meses

6 recambios de 2 meses de duración

2 meses

1 recambio de 2 meses de duración

Opción a suscripción

Cancela cuando quieras o pausa hasta 3 meses

img
img

Primer año

XX€

Siguiente año XX€ gracias al plan de fidelización TAPPHero+

XX € + recambios

6 recambios con suscripción = XX€ o 3 recambios = XX€

Garantía

En caso de defecto te envíamos otro gratis

Siempre

Mientras la suscripción esté activa

1 año

Cobros automáticos

Previo aviso por email

img
img

Devolución gratuita

Tienes 45 días para probar el producto

img
img

Estamos mejorando esta herramienta

Déjanos tu mail y te avisaremos cuando esté lista

MÁS VENDIDO img

EcoPro

Filtro para grifo. Filtra la
cal y +100 contaminantes

EcoPro
NUEVO img

EcoPro Compact

Filtro para grifo compacto. Filtra la
cal y +100 contaminantes

EcoPro Compact
img

PitcherPro

Jarra filtrante. Filtra +80
contaminantes

PitcherPro

Capacidad de filtración

Max 400L/mes

100/L semana

Max 240L/mes

55 L/semana

Max 150L/mes

37,5 L/semana

Precio

87,90€/año

2º año 54€

Desde 79,90€/año

2º año 54€ u opción pago mensual

68,90€/año

2º año 44€

Miembros hogar recomendado

3 a 6 personas

1 a 4 personas

Dependiendo del plan que elijas

1 persona

Suscripción pago mensual

Suscripción pago anual

Compra única

(Opción sin suscripción)

Elimina mal sabor

Filtra la cal

Filtra microplásticos

Filtra metales pesados

Cantidad de sustancias filtradas

+100

+100

+80

Eco-Friendly

Recambios sin plástico

Envíos neutros en CO2

Comparativa filtros

img

EcoPro

Compra EcoPro
img

PitcherPro

Compra PitcherPro

Velocidad del filtrado

Instantáneo

Instantáneo

Sabor

Basado en la eficacia de reducción de cloro

Excelente Reducción del >95%

Excelente Reducción del >95%

Sustancias filtradas

Cantidad de contaminantes filtrados

Más de 100

Incluye cal, cloro y microplásticos

Más de 80

Incluye cal, cloro y microplásticos

Sistema de filtración

Micro-filtración en 5 etapas

Micro-filtración en 3 etapas con bolas alcalinas

Medidas

12,4 x 7,4 x 10,9 cm

31,3 x 10,8 x 11,15 cm

Instalación

Enroscando en tu grifo

No necesita

Duración del recambio

1200L En un tiempo máximo de 3 meses

450 L En un tiempo máximo de 3 meses

Precios

59€

Compra única

87,90€

Un año de suscripción

49€

Compra Única

68,90€

Un año de suscripción