Cura la resaca bebiendo agua

Cura la resaca bebiendo agua

Nos ha pasado a todos (o a casi todos). Llega el viernes o el sábado, sabemos que teníamos planeado salir de fiesta uno de esos días y, la verdad, tras la larga jornada de trabajo que te has pegado, te ha apetecido mucho salir de fiesta, quizá demasiado, tanto que al día siguiente no sabes como se cura la resaca que está haciendo de tu domingo un infierno en la cama. ¿Realmente existen soluciones a la resaca? ¿Se cura la resaca, de verdad? Pues sí, hay muchas maneras efectivas de evitarla o frenarla, pero primero tienes que entender que le pasa a tu cuerpo cuando la tienes.

En primer lugar, empezamos desde cero. Cuando salimos y al día siguiente tenemos resaca, normalmente es porque nos hemos pasado un poco con la bebida. Es normal, a más de uno le ha pasado. Pero, ¿por qué estos síntomas tras beber alcohol? En realidad, tampoco es necesario que bebas mucho para que tengas resaca. Si definimos la resaca, la entendemos como esa sensación de malestar general en el cuerpo tras haber bebido y entrado en estado de embriaguez, aunque no necesariamente hace falta estar ebrio para tener resaca. ¿Y esto tiene que ver con cómo se cura la resaca? Sí, y mucho.

El alcohol es una bebida diurética que engaña a tu cuerpo.

Cura la resaca bebiendo agua

Eso quiere decir, que cuando bebas alcohol, aparentemente tu cuerpo se notará satisfecho y no notará la sed, ya que el alcohol inhibe los receptores de la sed en tu cuerpo y te hace creer que no la tienes. Además, al ver que estás bebiendo líquido, tu mente consciente asocia a la perfección que lo que te dice tu cuerpo es correcto, cuando no lo es. Entonces, nos deshidratamos. No tenemos el agua suficiente en el cuerpo porque, de hecho, el alcohol no solo engaña al cuerpo sino que también lo deshidrata sin que se de cuenta y ello conlleva toda una serie de problemas. El primero, el dolor de cabeza agudo el día siguiente, origen del cual es la falta de agua y el cerebro es el primer órgano que se resiente ante la deshidratación y responde de manera muy fuerte. La solución: beber agua antes y después de irte a dormir ( … y lo hemos comprobado varias veces) funciona MUY BIEN. De hecho, no solamente paliará los síntomas de tu cabeza, sino también los de tu tracto digestivo al que le irá muy bien el agua para purificar tus ‘conductos’. Es por eso que decimos que no hace falta estar ebrio para tener resaca, porque la resaca no la provoca la embriaguez (al menos el dolor de cabeza posterior) sino el hecho de deshidratarte, con lo que teniendo bastante sed, solo con beberte un par de cervezas, podrías notar ese dolor de cabeza en menos de dos horas.

La próxima vez, ya sabes la manera en la que se cura la resaca bebiendo agua, pero te recomendamos que no lo uses como excusa porque no todo lo cura el agua y es importante que veles por tu salud, mente, cuerpo y órganos, los cuales muchos de ellos son vitales para llevar una buena vida.

Escucha nuestro post

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *