El agua, como bien sabrás, juega un papel importante en tu vida. Al igual que una planta se marchita sin agua en unos días, lo mismo ocurrirá con su cuerpo. El agua no sólo es refrescante, sino que además tiene muchos beneficios para tu salud, cuerpo y órganos. Algunos son:

Evita la deshidratación

Regula la temperatura corporal

Lleva nutrientes y oxígeno a las células

Proporciona humedad a la piel y otros tejidos

Ayuda a prevenir el estreñimiento

Ayuda a fortalecer los músculos

No contiene calorías, grasa ni colesterol.

water-444222_1280

¿Cuánta agua es suficiente?

Mientras que probablemente conoces los beneficios de beber mucha agua, beber lo suficiente es otra historia. Un adulto sano promedio debe consumir por lo menos 8 vasos de agua diariamente y esta cantidad debe incrementarse durante el verano y durante el ejercicio. Si tu consumo de agua es menor que el recomendado, aquí está lo que puedes hacer para beber más.

Consejos para beber más agua

  1. Beber un vaso de agua tan pronto como te levantas todos los días.

  2. Añadir rodajas de limón, lima o naranja a tu vaso de agua para un toque de sabor si no te gusta beber agua pura.
  3. Tomarte pequeños ‘descansos’ en el trabajo para tomar agua.
  4. Sustituir otras bebidas por agua.
  5. Llevar botellas de agua contigo al trabajo o colegio.
  6. Disponer de agua fría cerca para beber.
  7. Tener una taza de agua en tu escritorio para ir bebiendo mientras trabajas..
  8. En lugar de un refresco o soda, tomate una botella de agua.
  9. Beber agua con gas en lugar de bebidas gaseosas en los  momentos más divertidos (eventos, espectáculos, partidos, viendo una serie ...).
  10. Llevar agua en la mochila de equipaje cuando se viaja.
  11. Beber agua antes, durante y después de realizar actividad física.
  12. No esperes hasta tener sed para beber agua.

 family-591579_1280

Bueno recordar:

¿Sabías que beber un vaso de agua antes de comer ayuda a reducir el apetito? Es fácil confundir el hambre con tener sed. El agua puede dar sensación de tener el estómago lleno y es la mejor opción para saciar tu sed entre las comidas. Conseguir el hábito de beber más agua puede tomar tiempo, así que aumentar la ingesta gradualmente podrá permitirte llegar al nivel adecuado.
Comparte este artículo: