La respuesta a esta pregunta es sí, pero puede que, dependiendo a quién le preguntes, contesten algo diferente.

Si le preguntas a una persona nacida en Barcelona, la mayor parte te dirá:

“¿La has olido y probado? No es buena para beber.”

Y WWF lo resume así en su guía de viaje: “se puede beber, pero es conocida por su mal sabor.”

Esto conlleva que muchas personas terminen bebiendo agua embotellada porque prefieren el sabor. Si no te gusta el agua del grifo, prueba un filtro de agua asequible como TAPP 1.

Sin embargo, de acuerdo con la Secretaría General de Sanidad y Consumo (la agencia del gobierno encargada de controlar el agua de grifo en España) y Aigües de Barcelona (la empresa que gestiona el agua en Barcelona) el agua es potable ya que cumple con todos los estándares internacionales, incluyendo los de la UE y la Organización Mundial de la Salud.

Hemos escuchado testimonios de personas que han llegado a Barcelona desde otros lugares con aparentemente mejor agua que han tenido problemas de estómago los primeros meses en la ciudad. Sin embargo no hay evidencias científicas sobre esto. No hay estudios científicos sobre este tema, pero es posible que suponga un problema para personas con el estómago sensible.

¿De dónde viene el agua?

El agua del grifo en Barcelona viene de dos ríos: el Ter y el Llobregat. Además, existen plantas de desalinización capaces de cubrir un 20% de la demanda de la ciudad, pero no se utilizan demasiado ya que son muy costosas.

El río Llobregat, que provee la mayor parte del agua, tiene altos niveles de minerales, incluyendo potasio, magnesio y carbonato, ya que cruza una región extremadamente salada cerca de Súria. Si bebes del agua del Llobregat antes de Súria, tiene muy buen sabor. Después tiene un alto contenido en sal, tan simple como eso. La compañía de aguas quita parte de la sal con ósmosis. Esto se combina con la adición de cloro para proteger el agua de contaminarse por el camino hacia tu grifo, lo cual le confiere ese sabor distintivo. Lee más aquí.

Entonces, ¿es el agua embotellada más segura?

Definitivamente sabe mejor en algunos casos, pero en la práctica no hay más informes oficiales científicos que indiquen que hay menos personas que se pongan malas o tengan menos problemas al beber agua embotellada. Un informe reciente de 2016, de hecho, sacaba a la luz cientos de casos de personas que habían enfermado por tomar agua embotellada contaminada.

Además de eso, el plástico de las botellas podría ser malo para ti y tiene un impacto muy negativo en el medio ambiente.

¿Puedo beber el agua del grifo en Barcelona?

Basándote en los que indican las autoridades del agua y el consenso general de la comunidad científica, la respuesta es sí. Pero es cierto que en algunas zonas que sabe y huele desagradable. En lugar de comprar agua embotellada, nosotros recomendamos utilizar un filtro económico como TAPP 1. Los filtros cuestan 5€ al mes o menos y te proporcionarán un agua con mejor sabor, ahorrarás y podrás tener agua limpia y fresca del grifo siempre disponible reduciendo a la vez tus residuos plásticos e impacto medioambiental.

¿Cómo funciona el saneamiento y depuración del agua hasta que llega a tu casa?

El pasado 15 de marzo el equipo de TAPP Water tuvimos la suerte de poder ir a visitar las instalaciones de Aigües de Barcelona. Actualmente, Aigües de Barcelona es la empresa encargada y responsable de la suministración de agua potable a todos los hogares de la ciudad condal y cuentan con una de las plantas de potabilización más completas de Europa y una historia de alrededor de 150 años. La ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de Sant Joan d’Espí fue construida aproximadamente hace unos 50 años, sobre los años sesenta, concretamente en el 1955, cuando la población barcelonesa empezó a demandar más cantidad de agua, que hasta el momento se extraía de dos acuíferos que provenían del río Besòs y Llobregat.

Cuando realizamos la visita a las instalaciones de la planta potabilizadora de Aigües de Barcelona pudimos ver y contemplar como se sucedían todo un conjunto de procesos para lograr que, el agua lodosa y con fango que entraba directamente desde el río Llobregat, saliera al final del proceso totalmente clarificada y sin rastro alguno del color ni el olor con el que había entrado. Ciertamente, debemos decir que cuando ves las diferentes fases por las que pasa el agua y finalmente la ves salir purificada, clara y transparente, parece simplemente magia.

Aigües de Barcelona utiliza el agua proveniente de distintas fuentes y lugares. Como decíamos anteriormente, el río Llobregat es una de las fuentes principales de abastecimiento de agua, pero no es la única. También se distribuye agua proveniente del río Ter, una pequeña parte del Besòs así como de los acuíferos formados en la cuenca del Llobregat y del Besòs (los cuales se utilizan con cuidado para evitar la salinización de estos por su proximidad al mar). Cuando se necesita por demanda, se utiliza una desalinizadora que se instaló en el 2009. Aigües de Barcelona consigue suministrar agua a 24 municipios diferentes y es capaz de producir 450 mil metros cúbicos de agua cada día. Consiguen tratar el agua a una velocidad de 5,3 metros cúbicos de agua por segundo. Realmente, las cifras  son difíciles de imaginar hasta que no ves en vivo y en directo el agua moviéndose, tratándose y siendo transportada por todo tipo de mecanismos de ingeniería.

El proceso de depuración es un tanto complejo, en especial si tenemos que hacer mención a aspectos técnicos hablando de compuestos químicos, mecanismos, tecnologías y demás … Por ello, hemos elaborado un breve resumen donde, dividiendo las diferentes fases del proceso de depuración, os explicaremos en qué consiste cada una:

aigües de barcelona

1.Captación: Se extrae el agua del río y llega hasta las cámaras de desarenamiento.

2.Desarenamiento: Se extraen las gravas y las arenas del agua.

3.Primera elevación: Se eleva el agua 11 metros para que se continue el proceso.

4.Dosificación de reactivos y desinfección inicial: Se añade dióxido de cloro para oxidar el hierro y el magnesio y un compuesto para hacer flocular otras partículas y hacer que se depositen en el fondo de los tanques.

5.Decantación: Las partículas de fango se depositan en el fondo de los tanques y el agua clarificada queda en la parte superior.

6.Filtración por arena: Las partículas de arena de este filtro absorben otras partículas sólidas que hubieran podido quedar en el agua tras la decantación.

7.Segunda elevación: Separamos el agua mediante tornillos de Arquímedes para su posterior procesamiento; por un lado ozono y carbón activo, y por el otro ultrafiltración, osmosis y remineralización. Empieza la filtración del agua con dos procesos separados:


8.Ozonización (PROCESO A): El ozono elimina y hace precipitar algunos compuestos orgánicos y microorganismos, haciendo más fácil su retirada del agua a partir de los filtros de carbón activo.

9.Filtración por Carbono Activo Granular (PROCESO A): Termina de eliminar los compuestos orgánicos del agua y además retiene óxidos metálicos.


10.Ultrafiltración (PROCESO B): Es una filtración necesaria para que las membranas semipermeables de la osmosis inversa (proceso que viene después) no se rompan ni saturen fácilmente. Esta ultrafiltración no permite la entrada de bacterias pero sí de virus.

11.Osmosis inversa (PROCESO B): La osmosis sí que es una barrera total para virus y bacterias y elimina prácticamente en su totalidad las  sales minerales del agua. Se crea un 10% de residuos en forma de salmorra de toda el agua que entra.

12.Remineralización (PROCESO B): Se le devuelven parte de los minerales al agua con roca carbonatada, ya que sino el agua es demasiado corrosiva.


13.Depósitos de agua tratada (SE MEZCLA A+B): Se mezcla el agua pasada por ultrafiltración + osmosis + remineralización con el agua pasada por ozono + carbón activo.

14.Depósito de estabilización y post-cloración: se efectúa una cloración final para asegurar que el agua llega a los hogares con un nivel estable de microorganismos.

15.Bombeamiento final: se envía el agua a los diferentes puntos desde los que se distribuirá el agua a los puntos de consumo.

Hay que tener en cuenta que, pese a que este es el proceso normal que se sigue para la depuración del agua en la depuradora de Sant Joan d’Espí, según el origen del agua en algunas ciudades como Barcelona, podremos tener una agua de mejor o peor sabor. Por ejemplo, el agua que peor llega en cuanto a olor y sabor suele ser la del Llobregat y Besòs debido a su altísima salinidad y contaminantes, por lo que en su depuración puede llevar más cantidad de desinfectante, como el cloro, mientras que la del Ter y la de los acuíferos de las cuencas tienen mejores propiedades organolépticas.

Como conclusión de la visita a la depuradora podemos decir que gracias a ella podemos entender mucho mejor el funcionamiento del saneamiento de aguas para el consumo doméstico, el funcionamiento de las redes hídricas de Barcelona y alrededores además de poder entender la causa y el origen de las características organolépticas, tanto de sabor como de olor, del agua en Barcelona y los municipios en las cercanías. También fue interesante entender la cantidad de regulación y controles continuos a los que está sujeta el agua pública. Muchas veces damos por hecho el tener agua fresca y limpia directamente en casa con sólo abrir el grifo. ¡Esperamos que este artículo os haga valorar el agua de grifo todavía más!

Comparte este artículo: