Trucos para beber el agua diaria que necesitas

Trucos para beber el agua diaria que necesitas

Bien es sabido que, si todo el mundo a estas alturas conoce los beneficios y lo necesario que es consumir la correcta cantidad de agua cada día, a veces no es tan fácil hacerlo, y no será por falta de agua potable. Lo que pasa, que mucha gente tiene el poco hábito (o ninguno) de acostumbrarse a tomar el agua necesaria, ya sea por poco tiempo, por no hacer conciencia de ello o incluso por pereza u olvido. Sabemos que a todos nos cuesta así que os traemos algunos ‘trucos’ para que podáis alcanzar la cantidad necesaria.

¿Por qué beber agua?

Debemos mantenernos hidratados prioritariamente mediante agua. Si bien hay muchas bebidas que contienen agua, como los refrescos, tés, cafés y prácticamente cualquier bebida que puedas encontrar, no son lo mismo, ni de lejos, que el agua. Para empezar, muchos de estos refrescos son en realidad un engaño para el cuerpo: aparentemente sacian la sed pero al cabo de pocos minutos tu sed aumenta. Ocurre sobretodo con los refrescos, por su alto contenido en azúcares. Por otro lado, tampoco podemos ir tirando de cafés y tés para beber agua pues nos volveríamos locos. Hay que beber el agua diaria necesaria.

¿Cuánto agua tengo que beber?

Aproximadamente deberíamos beber entre 2 a 3 litros diarios. Sin embargo, ocurre que todo depende. Depende de nuestra constitución, nuestra edad, si nuestro entorno es caluroso y humedo o más bien frío y seco, de nuestra altura y peso … Pese a todo, existe una fórmula muy generalista que indica de forma aproximada la cantidad para beber agua diaria que necesitas que sería:

Requerimiento diario: 35 ml x Kg de peso

Con la primera fórmula, una persona de 60 kilos necesitaría beber unos 2,100 ml al día. El gasto calórico aproximado de una mujer adulta suele estar en unas 2000 calorías, así que serían dos litros justos (a esto habría que ir sumando más agua cuanta más actividad física).

Trucos para beber el agua que necesitas

Trucos para beber el agua diaria que necesitas

  1. Añédele sabor al agua: es un método original y divertido de forzarte a beber agua. Si le das un punto de ese sabor que más te gusta, de una fruta por ejemplo, puede ser más fácil para ti beber agua.
  2. Horarios para beber: si tienes una rutina muy marcada esta es la mejor opción. Sabes cuando sales del trabajo, cuando entras al gimnasio, cuando llegas a casa para darte la ducha que te merces … ¿y si entre todas esas cosas te planteas establecer momentos para beber agua mientras gasta tu tiempo libre? El agua diaria que necesitas puedes encontrarla en esos momentos.
  3. Prueba con las infusiones: una gran opción si eres amante de los tés y las infusiones, o si estás dispuesto a empezar a probarlas. Pero como decíamos, no te pases que los tés contienen teína.
  4. La tecnología nos ayuda: siempre puedes descargarte una app para trackear tu consumo de agua. Si buscas en Google Play o Apple Store seguro que encuentras más de una.
Escucha nuestro post

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *