5 razones para evitar el agua embotellada

5 razones para evitar el agua embotellada

1. El agua del grifo está altamente regulada y controlada y es tan segura y sana para el consumo como el agua embotellada

Actualmente, en Aguas de Barcelona se realizan más de 500 controles diarios exhaustivos sobre el agua potable pública que irá al consumidor final, el ciudadano. Las plantas potabilizadoras y las empresas públicas de agua se encuadran dentro de la legislación que regula el saneamiento de las aguas y es muy estricto. Sin embargo, esta regulación es mucho menor en el caso de la industria del agua embotellada. 

En la página de la Organización Mundial de la Salud , señalaron que muchos europeos creen que el agua embotellada tiene propiedades medicinales o son de beneficio para la salud aunque la OMS no encontró evidencia para apoyar los beneficios del agua mineral embotellada.

2. El plástico de las botellas contiene numerosas sustancias químicas

Algunas recientes investigaciones científicas están demostrando que el agua, en contacto con determinados plásticos, puede suponer un riesgo para nuestra salud a largo plazo. Algunas sustancias químicas provenienentes de los plásticos, como los llamados ftalatos, capaces de inhibir la testosterona y otras hormonas, pueden colarse y desprenderse en el agua. El material del que están compuestas la mayor parte de las botellas de plástico es el PET, polietileno tereftalato, un polímero termoplástico del que se fabrican el 80% de las botellas de agua. Al PET se le añaden sustancias químicas llamadas ftalatos para añadirle color y otras características. Estas sustancias se encuentran también en las resinas de los tapones y en las líneas de envasado. estos aditivos pueden migrar al agua. Por eso se aconseja no reutilizar las botellas de agua ni dejarlas al sol, ya que el tiempo y la radiación son factores que ayudan a su liberación en el agua. El Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada lo demuestra en este estudio.

3. No toda el agua embotellada proviene de acuíferos

NRDC realizó una revisión de cuatro años de la industria del agua embotellada y las normas de seguridad que lo rigen con más de 1.000 botellas de agua. La conclusión es que no hay seguridad de que sólo porque el agua sale de una botella es más segura que el agua del grifo. Se estima que el 25% o más de agua embotellada a nivel mundial en realidad es sólo el agua del grifo en una botella

4. La cadena de valor de las botellas de plástico tiene una gran huella medioambiental

La huella de CO2 que dejan las botellas de plástico en su producción, transporte y distribución es enorme. Recordemos que el plástico se fabrica a partir del petróleo, y que el petróleo es uno de los elementos más contaminantes que existen. Además, la mayor parte de botellas de plástico (entorno al 80%) no se reciclan y acaban en los océanos, suponiendo un grave problema para la fauna marina o bien en los ‘continentes basura’, donde muchas personas malviven entre los escombros para intentar extraer material de valor de entre todos los desechos.

5 razones para evitar el agua embotellada

5. Hay estudios que indican que el plástico del agua embotellada puede contener toxinas

El plástico con el que se embotella el agua puede tener ciertos riesgos considerables. Muchas compañías intentan utilizar plásticos libres de BPA, un sustancia cancerígena potencialmente peligrosa, pero otras compañías no lo hacen. Sin embargo, aún queda investigaciones por realizarse en este campo ya que se desconocen si existen aún más toxinas liberadas en el agua cuando esta se expone al plástico de las botellas.

Escucha nuestro post

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 comentario en “5 razones para evitar el agua embotellada”

  1. Pingback: MIS 6 RAZONES PARA NO BEBER AGUA EMBOTELLADA – Familias con Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *